Inicio Tiempo Fuera Cazadores del saz贸n perdido

Cazadores del saz贸n perdido

0
0

El antojo entr贸 por los ojos. 鈥 Est谩n acabaditos de fre铆r 鈥 dijo la dependienta, que debi贸 captar el destello de deseo en la mirada que le lanc茅 a los quipes en la vitrina. 鈥 Dame uno 鈥 respond铆, rindi茅ndome al impulso sin oponer resistencia.

El quipe envuelto en servilleta promete. Se ve que quien lo hizo sabe su asunto. Le hinco el diente con ganas, y鈥 no est谩 mal. Nada mal, en realidad.

Pero no es el sabor que esperaba. Mastico y trago, como quien recibe un premio de consolaci贸n. Un buen quipe, s铆. Pero nunca, jam谩s, como los que hac铆a mi mam谩.

***

Para desilusionarse, primero hay que ilusionarse. Y si el quipe de aquel d铆a me desilusion贸 fue porque vivo con la ilusi贸n de encontrar el quipe perfecto. Desde luego, ya el lector sabe cu谩l es mi definici贸n del quipe perfecto: no es el que est谩 hecho con los mejores ingredientes, ni por el mejor chef, sino aquel que hac铆a mi mam谩

aquel mismo que com铆 durante las primeras cuatro d茅cadas y media de mi vida.

驴Lo encontrar茅 alg煤n d铆a?

***

A Rossy, cada vez que come guandules, le pasa igual. Su paladar evoca los que cocinaba su abuela. Inolvidables e irrepetibles, recuerda Rossy. 驴Un ingrediente secreto? 驴Cu谩l era la magia de la abuela?

Imposible de describir. Pero, tambi茅n, imposible de negar. Porque la verdad, afirma Rossy, es que a nadie que camine sobre la tierra le quedan los guandules como le quedaban a su abuela.

***

La debilidad de Moncho son los bizcochos. Y 鈥 qu茅 casualidad 鈥 los bizcochos eran la especialidad de su mam谩, la abuela Graciosa.

Moncho dice que la abuela aseguraba que el secreto estaba en el batido. Jam谩s us贸 una batidora el茅ctrica para mezclar la masa ni 鈥 mucho menos 鈥 el suspiro. La primera se preparaba a mano en envases de cer谩mica, y para el segundo utilizaba un medio hig眉ero seco, un golpe de mano de inspiraci贸n propia y un instinto experto para detectar el punto de merengue exacto.

驴C贸mo no iba Moncho a a帽orar bizcochos tan primorosamente preparados, tan perfectamente batidos?

***

驴Y los rellenos de repollo de T铆a Fay? O su tipile. O sus berenjenas rellenas. Trat谩ndose de una artista de la cocina como era el caso de la t铆a, cada hijo, sobrino o nieto habr谩 tenido su platillo favorito y, por tanto, andar谩 por la vida cargando su morri帽a gastron贸mica particular.

***

Le pasa a todo el mundo, 驴verdad? La que nos cri贸 鈥 mam谩, abuela, t铆a o hasta nana 鈥 nos marc贸 para siempre el est贸mago y el coraz贸n. Porque queda claro: no es la receta, ni la forma de cocinar, ni los materiales, ni el fog贸n lo que hace la diferencia. El verdadero saz贸n 鈥 el que de verdad alimenta 鈥 es el amor que le puso la que cocin贸.

Si la que te ense帽贸 a comer, amigo lector, est谩 todav铆a contigo, aprov茅chala. Porque esto es breve, hermano m铆o.

Y si ya se te fue, no te aflijas. Es cierto que tendr谩s que vivir con la ausencia del sabor preciso de su cari帽o, y que tal vez te pases la vida persiguiendo lo inasible. Pero ser谩 esa una manera m谩s 鈥 tal vez la m谩s poderosa 鈥 de tenerla siempre presente, de recordarla cada vez que te cruzas con tal o cual bocadillo, o con tal o cual olor a especias.

Ver谩s c贸mo cada fibra de tu cuerpo responde al recuerdo. Porque el saz贸n tal vez se fue, s铆. Pero el amor queda.

  • 驴Lil铆s en la residencia Alvarez Perell贸?

    La residencia que fuera propiedad de Jos茅 de Jes煤s Alvarez P茅rez (1858-1934) y Mauricia Pe…
  • Pendientes que se agradecen

    Padres y madres con ciertas condiciones econ贸micas deben disponer de tiempo y paciencia pa…
  • Nuestras zonas err贸neas

    Los que peinamos canas, seguro que lo recordamos. Aquel libro amarillo pollito, Tus zonas …
Cargue Art铆culos M谩s Relacionados
  • Nuestras zonas err贸neas

    Los que peinamos canas, seguro que lo recordamos. Aquel libro amarillo pollito, Tus zonas …
  • Nuestra guerra

    Si puedes forzar tu coraz贸n, tus nervios y tendones a que sigan sirvi茅ndote aun despu茅s de…
  • N谩ufragos

    鈥淚 had power over nothing.鈥 鈥淣o ten铆a poder sobre nada鈥 Chuck Noland, interpretado por Tom…
Cargue M谩s Por Paulo Herrera Maluf
  • Nuestras zonas err贸neas

    Los que peinamos canas, seguro que lo recordamos. Aquel libro amarillo pollito, Tus zonas …
  • Nuestra guerra

    Si puedes forzar tu coraz贸n, tus nervios y tendones a que sigan sirvi茅ndote aun despu茅s de…
  • N谩ufragos

    鈥淚 had power over nothing.鈥 鈥淣o ten铆a poder sobre nada鈥 Chuck Noland, interpretado por Tom…
Cargue M谩s En Tiempo Fuera

Deja un comentario

Tambi茅n Leer

驴Lil铆s en la residencia Alvarez Perell贸?

La residencia que fuera propiedad de Jos茅 de Jes煤s Alvarez P茅rez (1858-1934) y Mauricia Pe…