Inicio Nuestra Historia ‚Äú‚Ķson los mismos‚ÄĚ.

‚Äú‚Ķson los mismos‚ÄĚ.

1
0

La frase que da t√≠tulo a este art√≠culo la escuchamos en muchas ocasiones, al hacerse referencia al origen com√ļn que, pretendidamente, tienen apellidos representativos de comunidades distintas, en ocasiones geogr√°ficamente lejanas. La tradici√≥n oral cimenta la m√°s de las veces tal aseveraci√≥n. Pero, ¬Ņqu√© tan cierto resulta el hecho de que representantes de un apellido en una determinada localidad sean parientes, aun lejanos, de otros con el mismo patron√≠mico en otra poblaci√≥n?

A prop√≥sito de ese se√Īalamiento se echa mano, muchas veces, a la teor√≠a de los ‚Äútres hermanos‚ÄĚ – ¬Ņpor qu√© siempre tres y no m√°s o menos? ‚Äď que, en una √©poca indeterminada llegaron de un pa√≠s X y se dirigieron a puntos cardinales diferentes. No dudamos que, en alg√ļn caso, muy particular, esa situaci√≥n pudo efectivamente haberse dado, pero en otras se ha verificado que no se trat√≥ de hermanos, sino de personas con el mismo apellido, parientes o no entre s√≠, que pasaron a constituirse en troncos de distintas estirpes.

Sin embargo, la eventualidad de un origen com√ļn es posible y puede constatarse a partir de la compulsa de la tradici√≥n oral con las actas eclesi√°sticas o del Estado Civil, que vinculan consangu√≠neamente en l√≠nea directa o colateral a una serie de sujetos, o con dispensas de consanguinidad, las cuales permiten identificar el tronco com√ļn de los contrayentes del sacramento del matrimonio, cuyos ancestros pueden localizarse en territorios distantes. Esa documentaci√≥n permite columbrar un hecho hasta ahora no estudiado: los movimientos migratorios intrarregionales que se verificaron, por ejemplo, entre comunidades cordilleranas y poblaciones en los valles, los cuales difundieron ‚Äúsemillas patron√≠micas‚ÄĚ que germinaron en sus definitivos lugares de asentamiento, rompiendo de manera total con sus lugares de procedencia y multiplic√°ndose en forma tal que, de entrada, aparentan ser los troncos primarios de apellidos muy extendidos.

Hincha, Baní y San Carlos en el sur y San José de Las Matas en el norte, por solo citar algunas comunidades, se perfilan como casos paradigmáticos entre los centros poblados desde los que, en los siglos XVIII y XIX, se produjeron sucesivos trasvases que enriquecieron los árboles genealógicos de otras comunidades, rompiendo con la endogamia que caracterizó su evolución primaria o sosteniéndola en el curso de las generaciones posteriores. En el caso de San José de Las Matas, por ejemplo, es posible encontrar actas de matrimonio o defunción de personas nacidas allí en las parroquias y oficialías de Santiago, La Vega o Moca o dispensas matrimoniales de novios nacidos en poblaciones del valle del Cibao que tenían abuelos o bisabuelos serranos.

La menci√≥n de las comunidades de origen por parte de p√°rrocos y oficiales civiles es el dato clave que permite atar generaciones completas en una localidad con sus ascendientes en otra poblaci√≥n, al tiempo que el se√Īalamiento de las edades y los nombres de los padres resulta vital para localizar m√°s r√°pidamente actas de nacimiento o bautismo en distintos archivos. De su lado, las dispensas ofrecen la posibilidad de ascender a generaciones que se remontan, por ejemplo, al siglo XVIII, √©poca de la cual existen pocos repositorios documentales completos.

Que los del apellido tal sean ‚Äúlos mismos‚ÄĚ a los de id√©ntico patron√≠mico en lugares distantes es, pues, posible, pero la confirmaci√≥n de su certeza amerita de profundos esfuerzos investigativos.

  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ√≥micas para la explicaci√≥n de los hechos de nue…
  • El Ed√©n

    Publicamos este art√≠culo tomado de nuestra edici√≥n de octubre 2009, como una forma de desp…
  • Descendencias sacerdotales

    En 1891, el Pbro. Carlos Nouel renunci√≥ al curato de la Catedral de Santo Domingo y pas√≥ a…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ√≥micas para la explicaci√≥n de los hechos de nue…
  • 2018: conmemoraciones y aniversarios

    El 2018 ser√° un a√Īo prol√≠fico en conmemoraciones y aniversarios ‚Äúredondos‚ÄĚ en Santiago y e…
  • El Ed√©n

    Publicamos este art√≠culo tomado de nuestra edici√≥n de octubre 2009, como una forma de desp…
Cargue M√°s Por Edwin Espinal Hern√°ndez
  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ√≥micas para la explicaci√≥n de los hechos de nue…
  • 2018: conmemoraciones y aniversarios

    El 2018 ser√° un a√Īo prol√≠fico en conmemoraciones y aniversarios ‚Äúredondos‚ÄĚ en Santiago y e…
  • El Ed√©n

    Publicamos este art√≠culo tomado de nuestra edici√≥n de octubre 2009, como una forma de desp…
Cargue M√°s En Nuestra Historia

Un comentario

  1. José Daniel Espinal

    18 julio, 2017 en 5:43 am

    Excelente!

    Responder

Deja un comentario

También Leer

Comercio y guerra restauradora

Pocas veces son consideradas variables econ√≥micas para la explicaci√≥n de los hechos de nue…