Inicio Nuestra Historia La torre de la fortaleza San Luis: 130 a帽os en el paisaje santiaguero

La torre de la fortaleza San Luis: 130 a帽os en el paisaje santiaguero

0
0

En 1884, la fortaleza San Luis ser铆a destinada a servir de emplazamiento a una torre para un reloj p煤blico, elemento cuya presencia se alentaba ya en 1875, al estar desprovista la ciudad de un reloj magistral. Su ausencia ten铆a entonces alternativas pintorescas, como la detonaci贸n de un ca帽贸n y el repique de una campana en la misma fortaleza.

La compra definitiva del reloj hab铆a sido decidida en 1882, cuando el ayuntamiento aprob贸 establecer una loter铆a con sorteos mensuales cuyas recaudaciones servir铆an para ese fin. La loter铆a lleg贸 a generar cerca de dos mil pesos, los cuales fueron desviados para otras necesidades. No habi茅ndose efectuado la erogaci贸n municipal, en ese mismo a帽o, el Ministro de lo Interior y futuro presidente de la Rep煤blica, Ulises Heureaux, don贸 el ansiado reloj.

La pieza, encargada en Francia, lleg贸 desarmada en siete cajas en un vapor alem谩n que fonde贸 en Puerto Plata en noviembre de 1882 y fue trasladada a Santiago por el se帽or Gast贸n Bret贸n.

De inmediato, el ayuntamiento determin贸 colocarlo en un sitio c茅ntrico, preferiblemente en una torre 鈥渄igna de esta ciudad y de tan valioso presente鈥, para lo cual se continuaron los sorteos de loter铆a. Se confi贸 que, a partir de entonces, se dar铆an las horas con regularidad, 鈥測 no el pobre centinela que muchas veces se dorm铆a y dejaba pasar los cuartos de horas y pon铆a en locura a los diminutos relojes que de 茅l se guiaban鈥.

Sin embargo, todav铆a en septiembre de 1883, el ayuntamiento lo manten铆a almacenado 鈥渆n uno de los dep贸sitos del palacio en donde celebra sus sesiones鈥 y la poblaci贸n deb铆a conformarse con 鈥渁ndar viendo el sol para saber la hora del d铆a鈥. La situaci贸n le mereci贸 al cabildo duras cr铆ticas, entre ellas las del poeta Juan Antonio Alix, quien, en una muestra de intolerancia, fue hecho preso por su d茅cima 鈥淎l Honorable Ayuntamiento鈥: 鈥淪e帽oi Don Ayuntamiento / Le mand贸 a dic铆 el rel贸 / Que lo jaga de poi Dio / De alibiaile su toimento / Que ei pueblo no ta contento / Con ut茅 ni con su mando / Poique ya lo t谩 mirando / Que todo e un miterio / Teneilo en cautiberio / En be de ta铆 funcionado鈥.

Diversas propuestas para su ubicaci贸n se hab铆an planteado en la prensa cuando en marzo de 1884 el ayuntamiento decidi贸 rematar la construcci贸n de la torre, llegando a pedir a Nueva York un cat谩logo de estas estructuras. Las propuestas presentadas 鈥 entre ellas la de Jos茅 Manuel Glas, quien exig铆a como compensaci贸n el 10% del valor total del precio de la obra – no satisficieron las expectativas y se pens贸 como conveniente pedir al Pbro. Quesada su colocaci贸n en la Iglesia Mayor o en la iglesia del Carmen.

En mayo del mismo a帽o, Jos茅 Manuel Glas propuso colocarlo en el edificio de la Gobernaci贸n o, en su defecto, construir una casa consistorial, que servir铆a para su final emplazamiento. Su propuesta fue acogida y se le se帽al贸 como contratista, decidi茅ndose que el montaje se har铆a en la Gobernaci贸n, en una torre de 60 pies sobre el nivel del primer piso. Sus honorarios ser铆an dos mil pesos. Aquel acuerdo quedar铆a resuelto semanas despu茅s, ante la negativa de Glas de presentar los detalles de su propuesta por escrito, acord谩ndose entonces que se colocar铆a en un solar comprado por el ayuntamiento.

Una medida m谩s saludable y salom贸nica fue convenida en julio de 1885: entregarlo a su donante – quien entonces se desempe帽aba como Delegado del gobierno en el Cibao- para que dispusiera de 茅l a sus expensas

en tanto, una campana ofrecer铆a el servicio p煤blico desde la fortaleza. Heureaux recurrir铆a ir贸nicamente a Glas, con quien convino los t茅rminos de la direcci贸n de la obra, sin gravamen para el ayuntamiento.

Para fines de noviembre de 1885, ya la torre se hallaba en construcci贸n en la fortaleza, bajo la direcci贸n de 鈥淢r. Vian鈥, un ingeniero americano

Jos茅 Pep铆n ten铆a a su cargo las labores de alba帽iler铆a. En enero de 1886, para no dejar exento de inconvenientes tan accidentado trajinar, surgi贸 la disyuntiva de que no hab铆a en la ciudad quien montara el reloj, a lo que se sum贸 la p茅rdida de 鈥渦na de las piezas m谩s indispensables del mecanismo鈥. Ambas situaciones fueron resueltas pronta y satisfactoriamente, contrat谩ndose la instalaci贸n con el ingeniero Lawson B. Bidwell, quien hizo forjar la pieza faltante, dej谩ndolo en funcionamiento en la 煤ltima quincena de febrero de 1886.

Todo estuvo concluido definitivamente el 1 de mayo de 1886, cuando Glas entreg贸 la obra a una comisi贸n del ayuntamiento. La ciudad recuperar铆a a partir de entonces un servicio esencial del que se encontraba despojada acaso desde 1805, cuando las tropas haitianas comandadas por Crist贸bal dejaron 鈥渞educido a cenizas鈥 el 鈥渉ermoso reloj鈥 instalado en la iglesia parroquial en el siglo XVIII. El reloj donado por Lil铆s fue trasladado en 1916 a la torre norte de la hoy Catedral y un nuevo reloj se instal贸 en la torre en 1918.

Ciento treinta a帽os despu茅s de su construcci贸n, la torre de la fortaleza San Luis permanece como la atalaya m谩s antigua en el paisaje santiaguero.

  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ贸micas para la explicaci贸n de los hechos de nue…
  • El Ed茅n

    Publicamos este art铆culo tomado de nuestra edici贸n de octubre 2009, como una forma de desp…
  • Descendencias presidenciales: Lil铆s

    Desde su nacimiento como hijo natural de la santome帽a Josefa Level hasta su asesinato en M…
Cargue Art铆culos M谩s Relacionados
  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ贸micas para la explicaci贸n de los hechos de nue…
  • 2018: conmemoraciones y aniversarios

    El 2018 ser谩 un a帽o prol铆fico en conmemoraciones y aniversarios 鈥渞edondos鈥 en Santiago y e…
  • El Ed茅n

    Publicamos este art铆culo tomado de nuestra edici贸n de octubre 2009, como una forma de desp…
Cargue M谩s Por Edwin Espinal Hern谩ndez
  • Comercio y guerra restauradora

    Pocas veces son consideradas variables econ贸micas para la explicaci贸n de los hechos de nue…
  • 2018: conmemoraciones y aniversarios

    El 2018 ser谩 un a帽o prol铆fico en conmemoraciones y aniversarios 鈥渞edondos鈥 en Santiago y e…
  • El Ed茅n

    Publicamos este art铆culo tomado de nuestra edici贸n de octubre 2009, como una forma de desp…
Cargue M谩s En Nuestra Historia

Deja un comentario

Tambi茅n Leer

Comercio y guerra restauradora

Pocas veces son consideradas variables econ贸micas para la explicaci贸n de los hechos de nue…