Inicio Los libros no muerden ‚ÄúLa casa de los tres candados‚ÄĚ

‚ÄúLa casa de los tres candados‚ÄĚ

0
0

Hoy les presento una novela dominicana cuyo autor, Luis Dihmes Pablo, falleci√≥ s√ļbitamente cuando se encontraba a la espera de que el Doctor Joaqu√≠n Balaguer prologara su obra; la cual nunca pudo ver publicada.

Ambientada en La Romana, lugar de origen del autor, es la historia de don Sim√≥n Jacobo y su familia.- Don Sim√≥n, comerciante de origen √°rabe, se topa en una de sus visitas de comercio a la capital con la se√Īorita Emilia Nazir, y le bast√≥ esa sola ojeada para decidirse a solicitar la mano de la joven, la cual le fue concedida de inmediato por el padre de la misma; y he aqu√≠ que, a los quince d√≠as de ese encuentro de cinco minutos, ella se encontr√≥ casada con un hombre que no conoc√≠a en absoluto.-¬† ¬† As√≠, con¬† la llegada de Emilia a La Romana, se da inicio al desarrollo de una historia conmovedora, plagada de silencios y de sacrificios, de abusos velados y atropellos disfrazados de atenciones, que nos permiten esbozarnos una idea acerca de la forma en que funcionaba, otrora, la instituci√≥n matrimonial en nuestro pa√≠s; m√°xime cuando la misma se encontraba regida por un cabeza de familia de origen √°rabe, con la carga extra de machismo y despotismo que ello conllevaba en ese entonces, sumergi√©ndonos de lleno en la descripci√≥n de la vida familiar de los Jacobo y en la reconstrucci√≥n de unos muy conocidos episodios de la vida p√ļblica dominicana.

Basada en un hecho ver√≠dico, ofrece un vistazo ameno y entretenido al modus operandis de nuestra cultura √°rabe en el siglo pasado.- Adem√°s, la tragedia de la historia sirve como moraleja y colof√≥n a un relato que, cuando lo termin√© de leer, no pude evitar recordar las palabras de uno de sus personajes: ‚Äú… Yo, particularmente, siempre le he temido m√°s a la ignorancia que al sentimiento mismo de maldad. Por ignorancia se han cometido verdaderas cat√°strofes en la tierra‚ÄĚ.

  • El secreto de la modelo extraviada

    ‚ÄúCada √©poca tiene su metodolog√≠a. Andando el tiempo, yo acabar√© igual o peor. Son las regl…
  • Falc√≥

    Que agradable resulta siempre encontrar libros, que a√ļn no he le√≠do, de autores que me gus…
  • Un jard√≠n al norte

    “Ninguna guerra puede gustar, por m√°s que nos ense√Īen que son necesarias para reacti…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • El secreto de la modelo extraviada

    ‚ÄúCada √©poca tiene su metodolog√≠a. Andando el tiempo, yo acabar√© igual o peor. Son las regl…
  • Falc√≥

    Que agradable resulta siempre encontrar libros, que a√ļn no he le√≠do, de autores que me gus…
  • Un jard√≠n al norte

    “Ninguna guerra puede gustar, por m√°s que nos ense√Īen que son necesarias para reacti…
Cargue M√°s Por Larissa Gonz√°lez Sebel√©n
  • El secreto de la modelo extraviada

    ‚ÄúCada √©poca tiene su metodolog√≠a. Andando el tiempo, yo acabar√© igual o peor. Son las regl…
  • Falc√≥

    Que agradable resulta siempre encontrar libros, que a√ļn no he le√≠do, de autores que me gus…
  • Un jard√≠n al norte

    “Ninguna guerra puede gustar, por m√°s que nos ense√Īen que son necesarias para reacti…
Cargue M√°s En Los libros no muerden

Deja un comentario

También Leer

El secreto de la modelo extraviada

‚ÄúCada √©poca tiene su metodolog√≠a. Andando el tiempo, yo acabar√© igual o peor. Son las regl…