Falc贸

0
1

Que agradable resulta siempre encontrar libros, que a煤n no he le铆do, de
autores que me gustan mucho. Cuando suele ocurrir me siento a la
expectativa, exactamente con la misma emoci贸n contenida de una ni帽a delante
de una caja de bombones que se apresta a destapar y eso ha resultado 鈥淔alc贸鈥,
una exquisita caja de bombones que me he devorado completa, sin darme
cuenta y sin engordar.

De la certera pluma de Arturo P茅rez Reverte llega este nuevo personaje que,
probablemente, dar谩 mucho m谩s que hablar y leer.- Se trata de Lorenzo Falc贸,
un hombre de muy poca moral y a煤n menos escr煤pulos, apuesto, bien vestido
y desenvuelto; un tipo que sabe moverse en todas las esferas y que en buen
dominicano se dir铆a que 鈥渟abe nadar y guardar la ropa鈥.- Su cinismo y frialdad
resultan hasta divertidos y la siguiente reflexi贸n muestra, de cuerpo entero, su
forma de pensar: 鈥淒esde muy joven hab铆a aprendido, a costa de algunas
r谩pidas desilusiones propias, una lecci贸n crucial: las mujeres se sent铆an
atra铆das por los caballeros, pero prefer铆an irse a la cama con los canallas.
Era matem谩tico.鈥

Traficante de armas capturado en Estambul por la inteligencia de la entonces
Rep煤blica Espa帽ola, Falc贸 trabaja infiltrado en un organismo especializado en
espionaje, asesinato y sabotaje; y precisamente ese organismo le encomienda
introducirse en la zona roja, asistido por tres personas m谩s, para asaltar la
C谩rcel de Alicante y liberar a Jos茅 Antonio Primo de Rivera, en una aventura
con un desenlace lleno de momentos inesperados y grandes emociones.

Les invito, pues, a sumergirse en el mundo de Falc贸 d贸nde 鈥淢atar no es
dif铆cil…Lo dif铆cil era elegir el momento y la manera鈥atar por
improvisaci贸n o arrebato estaba al alcance de cualquier imb茅cil鈥in
embargo, matar de forma adecuada, impecable, profesional, era otra cosa.
Palabras mayores. Ah铆 se requer铆an altas dosis e intenci贸n, sentido de la
oportunidad, frialdad de juicio y cierto grado de adiestramiento鈥. Sin
comentarios!!! Ojal谩 la disfruten como yo.

  • 驴Obsesivo yo?

    Todav铆a quedaban aplausos sueltos cuando comenzamos a salir del teatro. Aquella noche de v…
  • La gran pausa

    La pregunta lleg贸 como llega casi todo en estos tiempos. Por WhatsApp. Mi primo Amhed, des…
  • Pandemias en Santiago: la influenza o gripe espa帽ola de 1918-1919

    Entre 1918 y 1919, el mundo fue afectado por la pandemia de influenza de la que se denomin…
Cargue Art铆culos M谩s Relacionados
  • Las hijas del Capit谩n

    鈥淵 贸iganme, mis ni帽as. Mientras la cosa se va resolviendo, en vez de compadecerse de usted…
  • El misterio de la cripta embrujada

    Para este inicio de a帽o les traigo una maravillosa propuesta cuyo t铆tulo podr铆a sugerirles…
  • Toda la verdad

    Para este mes les presento una historia trepidante, que me mantuvo en vilo e inmersa en un…
Cargue M谩s Por Larissa Gonz谩lez Sebel茅n
  • Las hijas del Capit谩n

    鈥淵 贸iganme, mis ni帽as. Mientras la cosa se va resolviendo, en vez de compadecerse de usted…
  • El misterio de la cripta embrujada

    Para este inicio de a帽o les traigo una maravillosa propuesta cuyo t铆tulo podr铆a sugerirles…
  • Toda la verdad

    Para este mes les presento una historia trepidante, que me mantuvo en vilo e inmersa en un…
Cargue M谩s En Los libros no muerden

Deja un comentario

Tambi茅n Leer

驴Obsesivo yo?

Todav铆a quedaban aplausos sueltos cuando comenzamos a salir del teatro. Aquella noche de v…