Vencido

0
0

Cuando me le acerqu√© estaba consciente de que alg√ļn reproche me lanzar√≠a al pecho sin corbata. No perdi√≥ el tiempo porque lo de √©l es culparte de cualquier cosa. ¬®Ya no saludas, no visitas a uno, despu√©s que eres rico no le hablas a nadie¬®, inici√≥ su embestida. Y yo, sin √°nimos de echar la pelea, me declar√© vencido y guard√© silencio. Hablo de un amigo de infancia a quien no premiaron con tama√Īo pero si con un ego m√°s alto que la torre Eiffel. En buen cibae√Īo es un ¬®chiquito tup√≠o¬® que nunca pierde una batalla, nunca se equivoca y siempre tiene la raz√≥n. Esa vez coincidimos en la inauguraci√≥n del taller de un amigo en com√ļn y le mencion√© la visita que un grupo de nuestra promoci√≥n hizo a Carmencita, la amiga que enviud√≥ recientemente. En mi inocencia pens√© que le ofrec√≠a una noticia halague√Īa, dado la buena voluntad de la reuni√≥n. !Ay! !Pa¬īqu√© fue eso! Como no estuvo incluido en el paseo solidario, me enrostr√≥ ‚Äďpara tapar su ausencia- que el grupo no inform√≥ con tiempo, escribi√≥ muy tarde la confirmaci√≥n del lugar y un extenso etcetera que me ahorrar√©. El dato es que el enano sabeloto, gran ausente en asuntos humanos y tan presente en el goce y guiriguiri, nos culp√≥ de su propia culpa y as√≠ sucesivamente. En otros tiempos he padecido las insolencias y egolatr√≠a de este compa√Īero que camina por el mundo con el pecho muy inflado, como si nunca necesitara de nadie, como si no habr√° tumba para enterrar sus miserias. No lo evito porque compartimos varios pedazos de mundo. Lo que s√≠, para sobrevivir a su amargura, a las culpas propias que le adhiere a su c√≠rculo y a las medallas mentales que autoproclama, he decidido responder con silencio y muy intimamente orar por su alma engordada de ego, que a fin de cuentas es un peligroso esteroide para el alma de los humanos. Ese ant√≠doto me ha servido para evitar sus dardos y para reirme por dentro de las haza√Īas que cuenta sin nadie preguntarle. Si conoce gente as√≠, no sufra y mejor r√≠ase y despu√©s de reirse, ore porque gente as√≠ es atormentada por el demonio de la superioridad que a la larga cansa la espalda, el coraz√≥n y ahuyenta el cari√Īo gratuito de los verdaderos amigos.

Cargue Artículos Más Relacionados
  • El amor de Semana Santa

      A los veinte a√Īos me enamor√© perdidamente de una muchacha residente en los Estados …
  • Mi vieja

    Acumular chelitos es una costumbre de los viejos. Mi madre, quien no baraja un baile a los…
  • Por fortuna

    Es una fortuna que las vacaciones hayan tra√≠do a la nieta. La muchachita y su olor a beb√© …
Cargue M√°s Por Colibr√≠ Colibr√≠
  • El amor de Semana Santa

      A los veinte a√Īos me enamor√© perdidamente de una muchacha residente en los Estados …
  • Mi vieja

    Acumular chelitos es una costumbre de los viejos. Mi madre, quien no baraja un baile a los…
  • Por fortuna

    Es una fortuna que las vacaciones hayan tra√≠do a la nieta. La muchachita y su olor a beb√© …
Cargue M√°s En Deja que te hable

Deja un comentario