Inicio Tiempo Fuera La aventura de comenzar

La aventura de comenzar

0
1
327

La vida es comienzo y es retorno. Un ciclo – inacabable, hasta prueba en contrario – de inicios y finales, de aperturas y cierres.

Cada amanecer, un comienzo. Una nueva oportunidad que llega gratis a nuestras manos.

Cada enero, un nuevo capítulo. Un cuaderno en blanco en el que cabe todo. O casi todo. El único requisito para ello es que estemos sueltos y razonablemente sanos. Y aún si no lo estamos, de seguro algo – o mucho – cabrá.

Los comienzos están en todos lados, porque la vida tiene muchas maneras de empezar. Puede ser en sentido literal – el bebé que con su llegada reverdece la esperanza, por ejemplo – o porque se inicia una nueva etapa. Un hábitat nuevo. O un nuevo proyecto. O hasta un nuevo amor.

Benditos los comienzos, con sus mitades de oportunidad y reto, porque de ellos, en gran medida, está hecha la vida.

***

Muchas veces, para que haya un comienzo debe haber un final. Y eso no es ni bueno ni malo. Sencillamente es.

Lo que sí es bueno es saber que es así, para ocuparnos conscientemente de pasar página. Asimilar la puerta que se cierra, y pasar balance. ¿Hubo pérdidas y dolores? Toca digerirlos. ¿Hubo ganancias, aprendizajes? Aquilatarlos, meterlos en un zurrón, sin aferrarnos a nada.

Y, luego, limpiar. Hacer espacio a lo nuevo.

Y, entonces, sí. Emprender la nueva expedición con buen ánimo y ligeros de equipaje.

***

Comenzar algo, cualquier cosa, es – a mi humilde parecer – una de las mejores maneras de estar vivo. No importa si lo que comienzas viene con su cuota de dificultades. De hecho, es casi seguro que así será.

Aun con todo y sus desafíos – y salvo que las novedades sean problemas mayores, de esos que amenazan la vida – el camino nuevo será tan estimulante como escojamos que sea.

Admito que me encanta el hormigueo, la excitación que provoca el arranque de un proyecto. Me recuerda las sensaciones del primer día de clases: el cosquilleo del reencuentro, el propósito de no emborronar los cuadernos aún fragantes, los lápices afilados.

He tenido el privilegio de vivir muchos comienzos. Y no falla. Cada vez, otra vez.

El mismo gustico particular. Y, hasta nuevo aviso, la misma ilusión y el mismo entusiasmo.

***

¿Llegará el día en que los comienzos pierdan su encanto? Posiblemente.

Después de todo, no hay comienzo que esté completamente exento de incertidumbre. Y sí, es probable que hasta eso canse, que en el atardecer quiera uno sentarse a repasar lo vivido, a asegurar lo amasado, a protegernos de nuevas heridas, de nuevas desilusiones.

Si es hasta lógico. ¿Para qué comenzar lo que no tendré tiempo ni energía de terminar? Parecería más prudente preservar lo logrado, mucho o poco.

Y no arriesgar más. Cogerlo suave, que seguramente bien merecido lo tendremos.

Sin embargo, me atrevo a desear que no llegue ese día.

Que no se apague el fuego de adentro. Que no se gasten las ganas de comenzar.

Que el final llegue cuando tenga que llegar; y que cuando llegue, nos encuentre en plena jornada, en pleno viaje.

En pleno comienzo.

  • Jangueando por Bocao!

  • Riki Taki Shop

    Riki Taki Shop es un proyecto que combina el estilo callejero del riki taki y la modernida…
  • Falcó

    Que agradable resulta siempre encontrar libros, que aún no he leído, de autores que me gus…
Cargue Artículos Más Relacionados
  • Tierra y sol

    De eso estamos hechos. De tierra y sol. Porque si nos ponemos a ver, no somos más que una …
  • Tías

    Caminando entre el gentío, Laura miraba los escaparates esperando que algo captara su aten…
  • Te regalo el universo

    El Henrietta finalmente atracó en Queenstown Harbour, Liverpool. En una lúgubre y brumosa …
Cargue Más Por Paulo Herrera Maluf
  • Tierra y sol

    De eso estamos hechos. De tierra y sol. Porque si nos ponemos a ver, no somos más que una …
  • Tías

    Caminando entre el gentío, Laura miraba los escaparates esperando que algo captara su aten…
  • Te regalo el universo

    El Henrietta finalmente atracó en Queenstown Harbour, Liverpool. En una lúgubre y brumosa …
Cargue Más En Tiempo Fuera

Deja un comentario

También Leer

Jangueando por Bocao!